lunes, 30 de mayo de 2011

OTRA PUERTA GRANDE, MARIPAZ TRIUNFA Y ENAMORA A NUEVO LAREDO



Comunicado/29-05-11

Foto (Archivo) Jessica Kuhn
Este domingo 29 de mayo, se llevo a cabo la tercera corrida de temporada en la plaza “Lauro Luis Longoria” de la fronteriza ciudad de Nuevo Laredo Tamaulipas, misma que registró media entrada y donde se jugaron ejemplares del hierro neoleonés de Golondrinas, excelentes en juego y presentación de los que destacaron los lidiados en primero, cuarto y quinto lugar, donde la ibérica Maripaz Vega facturó par de faenas importantes que le valieron pasear el mismo número de orejas, compartiendo la puerta grande con el regiomontano Alberto “El Cuate” Espinoza, que cortó también dos trofeos.

La torera malagueña Maripaz Vega, continúa demostrando en las plazas de la geografía azteca el gran momento que vive y con creces tarde a tarde paga la confianza que en ella depositan tanto empresarios como el público que se da cita a los cosos donde se presenta, no siendo la excepción Nuevo Laredo, donde el santo le salió de pie, dado a que pechó con el mejor lote del encierro al que con maestría, clase, valor y variedad le bordó par de faenas de altos vuelo.

Con su primero, se meció con temple a la verónica y remató con bellísima media belmontina que presagió el futuro de la corrida, para continuar con ceñido quite por chicuelinas que provocó el desborde colectivo. Con la sarga no se guardó nada ya que aprovechó las extraordinarias condiciones de su contraparte la cual fue franca y con bravura por ambos pitones, dejando tandas de enorme gusto, relajadas y largas en cuanto a la extensión de sus pases, más cuando parecía que tenía los máximos trofeos en la espuerta el acero le jugó traicionera pasada para pasaportar a su contraparte de dos pinchazos y descabello para dejar todo en sonora ovación.

Con su segundo, el ánimo no decayó y salió decidida al triunfo, volviendo a repetir color y número con la capa destacando el deletreado quite por mandiles de mano muy baja que dejó para el recuerdo de la afición que en todo momento le jaleó y reconoció con pasión todas sus ejecuciones. Ya con la muleta, extrajo sendas tandas por el derecho las cuales remató con martinetes y el de pecho de gran aroma, dándose el lujo de finiquitar un par de éstas arrodillada ligando desplantes dominadores de la escena que arrebataron las palmas del tendido, desbordando las pasiones cuando se pasó la tela a la de cobrar, en la que se prodigó con lujo de conocimiento del temple y la distancia, dejando a manera de colofón de su obra una tanda de manoletinas las cuales fueron muy ceñidas, para abrochar con espadazo de efectos letales que mandó a su enemigo al destazadero sin las orejas, para lograr otro campanazo más en su presente y exitosa temporada mexicana.

Por su parte Alberto “El Cuate” Espinoza, sigue demostrando las excelentes maneras que hicieron atraer hacia él la atención de propios y extraños gracias a sus actuaciones en la pasada temporada grande de la Plaza México y en su incursión en la recién concluida feria hidrocálida de San Marcos.

Con su primero se vio solvente con la capa y con la muleta bien por ambos lados, dejando tandas largas y bien rematadas, sin embargo cuando parecía que tenía ganada a ley por lo menos una oreja tiró por la borda lo realizado gracias a su necedad con el acero, por lo que todo quedó en palmas. Su faena grande llegó con el quinto, con el que suavemente toreó a la verónica y con la muleta propuso una faena casi en su totalidad derechista, en la que dejó trazos largos y cuando fue necesario de mucho poder, en la que se entregó exponiendo al máximo ante un astado que no era fácil y al que pasaportó con soberbio espadazo para tumbarle también las orejas y compartir hasta ese momento el triunfo con la española.

La que pudo haber redondeado la tarde fue la yucateca Lupita López, quien sus yerros con la toledana le privaron de pasear por lo menos un trofeo en cada uno de sus toros, más continuó demostrando su hambre de ser, sobre todo con el que cerró plaza, dejando en el aire un bellísimo quite por gaoneras que ligó con muletazos de mucho sentimiento con la de cobrar, lo que le valió dar una vuelta al redondel con mucha fuerza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada