miércoles, 8 de febrero de 2012

MARI PAZ VEGA RECIBIÓ EN MÉXICO AL CÍRCULO TAURINO AMIGOS DE LA DINASTÍA BIENVENIDA


Comunicado/07-02-12
Este lunes por la tarde, la matadora española Mari Paz Vega y sus apoderados, compartieron en la ciudad de México una comida con los integrantes de los capítulos mexicano, español y venezolano del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida, previo a la adhesión del país azteca al mismo.
El convite al que asistieron entre otros Nelson Hernández, el connotado periodista Víctor J. López “El Vito”, Pedro Casanova Nilson Guerra, Miguel Guía, Fortunato González, Enrique Barrios, Miguel Sierralta, Marbely Bermúdez, así como en calidad de invitados especiales el reconocido fotógrafo Edmundo Toca, el matador y apoderado Alfredo Gómez “El Brillante” y el empresario César Ambríz con su distinguida esposa, fue posterior a la reunión que sostuvo el grupo en el Hotel Novit de Insurgentes, donde formalizaron el protocolo de la reunión nocturna en la que formalizarían su enlace de voluntades en favor de la Fiesta de los Toros y se llevó a cabo en el Restaurante “El Camarón Panzón” de la colonia Escandón, gracias a la hospitalidad del chef internacional Azary Cuenca, el cual sirvió para que la matadora española conviviera con una parte significativa de la afición de tres países donde ha podido desarrollarse con éxito en la profesión.
Con la calidad que le concede ser el Presidente de la Federación Mundial de Periodistas Taurinos y a nombre de los agasajados Víctor J. López “El Vito” realizó el brindis de honor, señalando no solo la importancia de fortalecer la cultura, taurina por lo cual el grupo había viajado a México, sino puntualizó la necesidad que implica que una matadora tan importante en el escenario mundial continúe partiendo plaza en los mencionados países, comprometiéndose para impulsar su inminente regreso a Venezuela y su incursión con mayor frecuencia en carteles de ferias españolas importantes, donde la gente le ha solicitado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada