viernes, 28 de octubre de 2011

EL CARTEL DE LA 2ª DE TLAXCALA TIENTA EN TEPETZALA



Comunicado/27-10-11

Fotos: Jessika Kuhn



Bajo un sol esplendoroso, pero con el frío propio del otoño tlaxcalteca, resultó fructífera la tarde campera de este miércoles que vivieron la matadora ibérica Maripaz Vega y sus compañeros del cartel de la segunda corrida de la feria de Tlaxcala 2011, el Matador Rodolfo Rodríguez “El Pana” y su homóloga yucateca Lupita López, quienes hicieron campo en la ganadería de San Antonio de Tepetzala, hierro titular de dicho festejo, que se encuentra ubicada en la finca homónima de su nombre, de las localidades de Tlaxco y Atlanga, la cual verá orgullosa en lo alto del morrillo de sus ejemplares su divisa color rojo azul celeste y tabaco.



Después de los acostumbrados saludos, doña Carmen Sánchez hija del propietario del referido hato don Cirilo Sánchez Piedras, ordenó el inicio de la tienta de seis vaquillas, la cual quedó a cargo de los mencionados diestros, quienes estuvieron acompañados por el novillero Aarón Hinojosa el cual sorprendió a propios y extraños por el progreso que ha mostrado gracias a sus entrenamientos diarios junto a Maripaz, con vías a una inminente alternativa que ya le ha sido ofrecida por empresarios de su natal Torreón, que en conjunto enfrentaron a las referidas hembras de sangre de Zotoluca, dejando pasajes de arte, sentimiento y hondura.

En el caso de Maripaz, se vio pinturera con la capa y entregada con la muleta, derrochando técnica e incluso tuvo el detalle de banderillear a una de las hembras que enfrentó lo que a la postre sirviò para que Lupita replicara exitosamente el par y con la sarga mostrara ese sentimiento muy a la mexicana que atesora toreando despacio y por abajo, notándose más asentada y con oficio. Por su parte, Rodolfo Rodríguez “El Pana”, se vio ingenioso y artista muy en la línea que tiene definida como torero, el cual prometió sorpresas delante de sus paisanos como lo hiciera en la feria del año anterior pegando su creación “La Tlaxcalteca” a portagayola.

Aunque acusaron cierta debilidad, las hembras rompieron a más resultando en conjunto de gran calidad siendo un verdadero festín para sus lidiadores, cuyos detalles, arrancaron los ¡Olés¡ del palco de ganaderos que se encontraba abarrotado de amigos en invitados, que posterior a la tienta disfrutaron de un entretenido convite lleno de alimentos y bebidas tradicionales de la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada